Altatú

A

 

A veces me basta la duda

para recordar que mil veces

hemos sido y seremos.

 

Estoy hablando

de cuando te siento lejana

y miro la soledad circundante,

y no estás en el chat,

y la maquinita que trae tus cartas

anda quieta y serena.

 

¿Cómo no prepararme

para tu continua llegada?

Si me levanto y hago mi día,

y la rutina se afianza,

y la lista de pendientes trabaja.

 

¡Eres todo y todas y nada

y el amor que destruye

a la ilusión que separa!

 

Dime, ¿quién puede quebrarte?

 

Y yo respiro y no hago

más que pensarte.

 

Y yo te miro a través

del velo de imaginarte.

 

Y las verdades acuden a mí

y las mentiras una a una se incendian.

 

Delante caminas tú

y los inviernos ya nunca me pesan.

 

Sobre el autor

Raúl Ramírez Riba

Suscribo que musicalmente el clarinete es muchísimo más rico que el diccionario :)

Comentar

Categorías