AutorAutores Invitados

Valiente Mariposa

V

Por Vivian Lucía Rivera Marroquín

Delicadamente abres tus alas y vuelas de flor en flor tan libre y hermosa, te veo vagar por el mundo sin ningún temor.

Tan colorida como el arcoíris y a la ves tan frágil como la pluma, por eso y mucho más te admiro, mi bella y valiente mariposa.

Por muchos bosques se te ve cruzar, sobre montañas, laderas y muchos lugares más, te veo avanzar adelante sin ver nunca hacia atrás.

Espero desde el fondo de mi alma, amiga viajera, que siempre me permitas admirar tu camino con sabiduría y entereza.

Desde el inicio de tu vida vienes a mostrarnos que cambiar siempre es posible, aunque en tu camino siempre hayan obstáculos que parezca que te dominen

Desde la oruga hasta la crisálida entiendes que el cambio aunque vale la pena no siempre es fácil, ya que desde tu apariencia tierna y frágil, sacas energía como sea para salir al mundo a brillar, volar y florecer.

Desde la obscuridad de tu capullo, siempre supiste ver la luz de nuestro mundo.

Mariposa bella, mariposa valiente, hoy te ofrezco mi aprecio, mi admiración y mi cariño consciente, pero a cambio te pido que me des una pizca de fuerza, paz y perseverancia que me dure por siempre.

Vivian Lucía Rivera Marroquín, estudió la licenciatura en Psicología Familiar con especialidad en Logoterapia y una maestría en Psicoterapia Familiar y Conyugal. Desde el año 2020 comenzó a estudiar un diplomado en música. En el 2021 gracias a la monotonía provocada por la pandemia, tomó la decisión de empezar a escribir. Instagram: @vivi_lu28 Facebook: https://www.fb.com/MiVerdaderoYo1.0/

Salir

S

Por Victoria Arce

padezco una asfixia leve

                pero constante

por eso mantengo

mis ventanas siempre abiertas

dan al cielo que se aplasta

cargado de hollín, sobre las terrazas

es cierto que no salgo

aunque el tiempo adentro

se vuelve uniforme

e infinito

como el movimiento

en una línea de producción.

Victoria Arce nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, en el año 1979, en la cual reside actualmente. Sin embargo, vivió en La Plata durante su niñez y juventud. Estudió Letras en la UBA y concurre al taller de poesía «Tierra fértil» que coordina Ivana Szac desde marzo del 2020. Suele compartir sus poemas en instagram (@toriajandra)

Ausencia

A

Por: Jaime Gamarra Zapata.

En cada sueño escucho

tu gorjeo tu escuálida voz

apocada como mi sombra ansiosa

como un fotograma de filme en blanco y negro

y de nuevo me tiendes la mano

igual que un libro de poemas en remate

editado por un ermitaño obsceno

y vuelvo a sentarme en viejos pupitres

al lado de rostros imberbes

sin ningún indicio de acné

(más…)

Yo sé

Y
Yo sé, lo que voy a sufrir
cuando tenga que dormir 
y no encuentre tu voz en mi espalda.

Yo sé,  lo que voy a llorar
cuando tenga que esperar
que lleguen abrazos a mi cama.

Yo sé, que me voy a morir
y que el pecho me va a ahogar
porque el humo hasta se roba mis palabras.
(más…)

Historias de conejos

H

Autor invitado: Abraham Vodnik

Con todo el amor y el agradecimiento de nuestros días.

“… y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse),

 te alegrarás de haberme conocido.”

-A.Saint-Exupéry.

Esta no fue la primera vez que nos acercamos, lo habíamos intentado antes, jóvenes y entusiasmados pero lo suficientemente sensatos para reconocernos aún torpes. Y siendo honesto, no esperaba encontrarla una segunda vez. Temerosos y discretos, nos fuimos acercando despacio con la intención de reconocernos y entender las necesidades de cada uno. La observo bailar y en cada gesto descubro canciones escondidas que resuenan entre los pliegues de su sonrisa.

(más…)

Respuesta a «Sobre las Posdatas»

R

Autora invitada: Anhara Gámez Rueda

Querida llave:

Salí de tu blog para integrarme al siglo XXI, a mi pesar, y escribir esto en el lugar más público que pude imaginar.

Leí tu publicación seis veces para dejar de estar en desventaja con los demás lectores, pues ellos no fueron aludidos, ni sus pensamientos nocturnos mostrados en público. Apenas fui consciente de la imagen tan acertada que elegiste. (más…)

La 121

L

Autor Invitado: Abraham Vodnik

“…me obliga a escribir lo que escribo con

una absurda esperanza de conjuro…”

Silvia.

– J. Cortázar

 

Nueve pesos. Tengo que pagar nueve malditos pesos para subirme a esos camiones que los manejan horrible. Y por si no fuera suficiente, debo caminar hasta la parada anterior porque es muy común que los choferes decidan no detenerse en la parada que está saliendo del campus. ¡Cómo los odio en verdad! Pero eso no me es importante por ahora. Lo que me preocupa es que ella está sentada en la segunda fila pegada a la ventana y yo estoy de pie algunas filas más atrás. No tengo la menor idea de quién es o si es que toma este autobús hacia el centro todos los días, sólo alcanzo a ver en dónde se sienta mientras, resignado, avanzo por el pasillo del camión por efecto de la gente que sigue subiendo. Debo hacer algo.

Hoy salí especialmente tarde del laboratorio. Me preparaba para guardar mis cosas cuando un desinteresado proceso de clicks y tecleos me condujo a nueva bibliografía que no había considerado antes: debo actualizar mi base de datos y referencias una vez más. Pongo un poco más de agua dentro de la cafetera, aprovecho el respaldo de la silla para estirarme y me preparo para trabajar un par de horas más. El sol termina de esconderse mientras yo pongo una nueva lista de reproducción. (más…)

A punto de morir

A

Autor invitado: Isaid Narváez

Estoy mirando las galaxias efímeras de la artificialidad humana. La fugacidad de su existencia me hace recordar mi edad; 28 años, feliz de haber cruzado sin mayor problema la edad de los rockeros muertos, y tan lejos de aquellos momentos de la infancia cuando me gustaba subir a los juegos mecánicos de la feria de mi pueblo. A veces te das cuenta que la vida pasa demasiado rápido, a veces parece tan breve como esas galaxias que explotan frente a mis pupilas esta noche en la azotea de la casa de mis padres. Hoy es 15 de agosto, día de la fiesta del lugar donde nací.

Siempre me fascinó el espectáculo de pirotecnia, el castillo que montan sobre la explanada de la iglesia. La verdad es que no me gustan los cuetes, pero estos colores y las formas en que se manifiestan sobre la oscuridad del cielo húmedo hacia el final del verano me encantan, pupilas estáticas atravesadas por colores-implosión. Como generación espontánea energética en diferentes estratos del espectro electromagnético. Y el sonido, esos relámpagos que desgarran el silencio de la noche llenándolo todo de sordas implosiones, es una guerra de felicidad visual mientras viajo entre las nebulosas de otros mundos.

(más…)

Lo Trágico de Ser Invisible

L

Autor invitado: Emiliano Becerril

Mucha gente me ve. Todos me palpan, me observan. Nada hay especial en mi rostro que les haga exaltarse, mucho menos recordarme. Paso desapercibido con el paso del tiempo, y el tiempo mismo se lleva mi imagen y nadie recuerda que alguna vez recordó haber recordado mi cara. Cambiamos a cada momento.

Siempre hay alguien que parece llamar la atención; no soy yo. Si tus facciones son agradables no vives en tragedia, las mías no son repulsivas pero son simples, sin mayor detalle. Llama la atención mi manera de ser y cómo convivo. Soy otro en ese ambiente. Nadie me conoce en realidad, ni siquiera mis adentros. Quiero recordar que recordé haber recordado agendar la cita con el especialista mental: el miedo. (más…)

¿Cómo ser un buen cinéfilo y no fracasar en el intento?

Autor invitado: María Emilia González. 22 años. Colombiana.

¿Cómo ser un buen cinéfilo y no fracasar en el intento?

Hace un par de semanas platicaba con alguien que se autodenomina cinéfilo. Tuvimos una larga discusión sobre qué es lo que hace a una película triunfar en esta época, pero lo que realmente me sorprendió, fueron sus palabras respecto a lo que significa ser un amante del cine. De esta charla surge este texto, que busca ofrecer breves herramientas para aprender a ser un buen cinéfilo sin fracasar en el intento:

  1. Tenga claro que es posible amar una película. No solo por su guión, los actores o su director, sino porque todas las características y detalles que conforman un filme pueden hacer sentir grandes emociones.
  2. No se incomode si comienza a hacer referencias de Batman o Amélie en su día a día, es parte del proceso. Encontrará frases o gestos que lo representen… ¡No se asuste! Hay muchos como usted que no se quedarán callados ante la posibilidad de esbozar alguna referencia cinematográfica.
  3. Compre esa camisa o juguete de colección de Star Wars que siempre quiso, no se preocupe si le dicen geek (es pura envidia). Además, algunas cosas serán de colección en algunos años.… Y si usted es muy fan, ¡podrá tenerlos desde ya! Tampoco tiene que gastar un montón de dinero, use cupones y aproveche las ofertas.
  4. Apoye a directores, actores y artistas adquiriendo sus películas de manera legal. Si bien es cierto que las grandes industrias de Hollywood ganan millones de dólares al año, muchos otros a través de sus propuestas independientes logran apenas conseguir algunas ganancias, teniendo en cuenta lo mucho que cuesta realizar una película.
  5. Hitchcock y Kubrick no son los únicos buenos cineastas. ¡Claro! Ellos son un referente, han influenciado a muchos y sin duda alguna se han convertido en un hito del cine mundial, pero no tema emocionarse por estrenos de películas no tan “producidas”. Si su pasión son las películas de animación o las tiernas sagas infantiles de Disney, siéntase orgulloso. Que nadie le diga que es menos cinéfilo porque tener algún gusto en particular.
  6. Haga playlists con las maravillosas bandas sonoras del cine. Aunque no parezca, la música es uno de los puntos clave para el éxito de las películas; enamorarse de las bandas sonoras no es un pecado.

En conclusión, encuentre sus propias formas de amar el cine, vívalo como mejor le parezca y regálese muchas sonrisas frente a la pantalla. ¡El cine, como el arte en general, debe vivirse y disfrutarse con las condiciones y límites que cada quien se impone! 

Sobre el autor:

María Emilia González

Comunicadora Social, Periodista y Sarcástica.

Categorías