Consulta.

C

Sin preguntártelo sé que me extrañas.
Sin extrañarte sé que me engaño.
Cuántos recuerdos se quedan tan dentro,
cuántas historias contamos en vano.

Lo intentamos, por Dios, SÍ tratamos.
Nos cansamos de querer forzar todo.
Nos quedamos mirando fijo.
Los fracasos se acumularon…

Tomaré un rato prestada tu luz
Será mi guía, será mi guardia.
Pero no me pidas que te entregue la mía
La mía es gris, es efímera, es nada…

Gracias por el tiempo, las lágrimas y risas
Por tus secretos, tu luz y tus sombras
De darte todo lo que en mis manos cabía…
Hoy ya prefiero quedarme sola.

Y te recuerdo cada que caigo
Cada que subo, cada que bajo.
Tus ojos tristes reflejan, mi cielo,
las tantas horas que sin mí has pasado…

No me pidas que vuelva, porque lo hago.
Jamás intentes buscarme en tu mente.
Soy un fantasma, un niño, el pasado…
Soy de quién tu siempre tendrás que esconderte.

Sobre el autor

Kathya Rosas

"No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos vive tan irrealmente, porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. El camino de la mayoría es fácil, el nuestro, difícil. Caminemos.", H.H.

Comentar

Por Kathya Rosas

Categorías