Te tengo

T

Esta es la segunda parte de la historia de amor más bonita que he tenido (la primera parte la pueden leer aquí)

*

Me urgías, mar abierto, extrañaba tu marea.
El sonido de las olas rompe en mi arenada oreja.
Eres eso que había ansiado desde que tocaste a mi puerta,
hoy te tengo y me alegra en esta rara etapa nueva.

Siento la sal en cada poro, hasta el más cubierto.
Sudo como la cerveza fría que ahora mismo moja mis labios.
Y pensar que te tengo a menos de una hora en auto,
el recorrido nunca había sido tan corto desde mi casa a tus brazos.

La risa de una niña a los lejos me llena de nudos el cuello,
la nostalgia por mi lugar de origen me acompaña en el camino.
No sé si fue coincidencia, magia, amor o destino,
pero llevo unas semanas viviendo lo que parece un sueño.

Me urgías, mar abierto, me urgía tu limpia y tu brisa.
Me urgía tenerte cerca, bello cuerpo de agua soñada.
Me urgían tus olas a ritmo de mi escandalosa risa,
me urgía sentirme así, como si no necesitara nada.

mar1
Progreso, Yucatán

 

Sobre el autor

Kathya Rosas

"No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos vive tan irrealmente, porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. El camino de la mayoría es fácil, el nuestro, difícil. Caminemos.", H.H.

Comentar

Por Kathya Rosas

Categorías