Últimos textos

Diálogo 1: Flores

D

Desde que vivo en Mérida, me he visto hipnotizada por la belleza que hay en los brotes de color, muchas veces inesperados. Saliendo de una banqueta, haciéndose camino a través de una reja o en las copas de los árboles, las flores no fallan en detener mi camino para mirarlas.

Humana al fin, las quiero mías y la única manera que encuentro en la que no tengo que matarlas es con una cámara; sin embargo nunca logro capturar la gracia con la que reciben el viento. La naturaleza del arte es intentar expresar en imagen, sonido o movimiento lo que la Naturaleza puso en materia y energía frente a nuestros ojos.

Este es un ejercicio personal en tributo a las flores,  intentando entablar un diálogo entre 3 disciplinas diferentes: fotografía, pintura y literatura. Las pinturas son de diferentes artistas como Monet y Van Gogh, el poema es de Kahlil Gibran y las fotografías son mías.

@kathyarosas
van gogh, flowers, irises, painting
Van Gogh
I am a kind word uttered and repeated
By the voice of nature;
I am a star fallen from the
Blue tent upon the green carpet.

 

flowers, andy warhol
                                                                              Warhol

I am the daughter of the elements
With whom Winter conceived;
To whom Spring gave birth; I was
Reared in the lap of Summer and I
Slept in the bed of Autumn.

At dawn I unite with the breeze
To announce the coming of light;
At eventide I join the birds
In bidding the light farewell.

The plains are decorated with
My beautiful colors, and the air
Is scented with my fragrance.

As I embrace Slumber the eyes of
Night watch over me, and as I
Awaken I stare at the sun, which is
The only eye of the day.

I drink dew for wine, and hearken to
The voices of the birds, and dance
To the rhythmic swaying of the grass.

I am the lover’s gift; I am the wedding wreath;
I am the memory of a moment of happiness;

I am the last gift of the living to the dead;
I am a part of joy and a part of sorrow.

But I look up high to see only the light,
And never look down to see my shadow.
This is wisdom which man must learn.

Song of the Flower, Khalil Gibran

En defensa de los amores incómodos

E

*Para los Aldos y las Fernandas.

Me causan sospecha quienes atacan al amor cuando se presenta en formas incómodas.

Y con formas incómodas quiero decir todas. Se moriría de vergüenza el corazón si al amar no incomodara al menos a una persona.

Se incomoda al soltero, al que añora los tiempos pasados de grandes amores.

Se incomoda a la suegra que no quiere ver a su hija salir a romperse el pecho en el desamor.

Se incomoda a quien mira al amor de su vida en los brazos de otro y más cuando sabe y le consta que, por los pequeños caprichos del universo, se le escapó. (más…)

Respuesta a «Sobre las Posdatas»

R

Autora invitada: Anhara Gámez Rueda

Querida llave:

Salí de tu blog para integrarme al siglo XXI, a mi pesar, y escribir esto en el lugar más público que pude imaginar.

Leí tu publicación seis veces para dejar de estar en desventaja con los demás lectores, pues ellos no fueron aludidos, ni sus pensamientos nocturnos mostrados en público. Apenas fui consciente de la imagen tan acertada que elegiste. (más…)

Sobre las posdatas

S

Querida llave, recibir tus gratas siempre es una experiencia increíble. Como nos dijo el otro Juan, leer una carta es como leer un libro escrito en su totalidad para uno. Y quizás por ello sea un tanto injusto el que conteste a tu misiva de forma tan pública; pero la vida no siempre nos trae justicia y, además, mereces el público escarnio por haber lanzado una franca ofensiva contra quien no puede defenderse. Así es que he decidido piratear el estilo de alguien más talentoso que yo, para escribirte este texto y hacer algo prácticamente imposible: defender de ti a las posdatas. (más…)

Nostalgia del presente

N

«¿Tiene corazón este camino? Si tiene, el camino es bueno; si no, de nada sirve. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte; el otro te debilita.»

Carlos Castaneda

 

¿Quién era cuando decidí este camino que inició hace ya 7 meses ?¿Quién seré cuando todo esto se haya esfumado? Nada importa, toda expectativa de lo que pretendía o pretendo ser se esfuma, la vida se despliega ante mi y yo quiero abrazarla, absorberla, guardar su huella en una foto, porque todo esto también dejará de ser.

(más…)

Hasta aquí

H

«Nacida en todos los sitios

en donde pongo los ojos»

— Vicente Huidobro

Aquí sentado

en el pasillo del pliegue

o bucle que trae,

uno a uno,

a tus simulacros;

 

aquí en las sombras

de la incertidumbre

de no ver más allá

de mi nariz;

 

aquí en donde las canciones

me traen tu aroma

(aun sin conocerte)

y puedo mirar a contraalmohada

e imaginarte.

(más…)

Saberte Todo

S

No hay mucho que hacer cuando llega la pregunta mayor, aquella que se queda detrás de la mente, ansiosa por ser respondida. Arrogante de gestos por saberse imposible; el aleteo de una mariposa parece minúsculo e insignificante y bien pudiese ser un recordatorio de lo efímero y maravilloso del instante. Las palabras no son suficientes para describir el soplo del viento, la luz detrás de las nubes, el polvo en los pies por las noches.

¡Cuánto sabor en las impertinencias, esos errores tan satisfactorios! Qué rico el canto de los pájaros a las 8 de la noche y qué rica la lluvia helada al caer la tarde. ¡Cuánto saber en la enredadera que se adapta rebelde a la pared! ¿Que si existe Dios? ¿Qué importa? Exista o no el sabor del café no cambia, la piel erizada por la nostalgia de una canción se mantiene, el mundo sigue vibrando dando la ilusión de girar.

Qué vacía la vida sin ayuda del amor universal, sin la presencia de la infinita y omnipotente conciencia. ¡Qué tranquilidad ser energía, qué vigor saberte electricidad! Qué santa divinidad saberte Todo… ¡y Todo, es Mucho!

Tanto de aquel Todo y no se sabe nada.
La información explota abrumante.
Estamos obligados a encontrar esa chispa adecuada;
regalamos nuestra vida buscando ese instante.

¿Cuál es la pregunta única por resolver?
¿Cuántas sobras habrá que remover?
¿Qué tan profundo escarbar?
¿Debo quedarme callada o gritar?

Pido al Universo una respuesta, ilusa.
¡Quiero por fin entender la fuerza del olvido!
Mientras tanto la Tierra sigue sonriendo en Flores
Y yo encuentro en cada brote el perdido Sentido.

Existir al parecer es no darse cuenta.
Hay que Saberse Todo y Todo es mucho.
Cuando Tú me hablas, callo y escucho;
Te siento y con cada beso mi Fe aumenta.

La Magia comienza a aplastar mi Ciencia.
Nada tiene sentido, Nada importa.
Ya no hay lugar para la ociosa tibieza.
Ya no hay excusa y el Tiempo se acorta.

Sobre ella y un simio misógino

S

A ella la agredieron,
la señalaron y molestaron.
¡Oh, qué valientes los hombres
que creen que la mujer
siempre es el eslabón débil!

Pero ella es toda mujer
y en lugar de brazos
la vida le dio dos alas,
y aleteó así hasta elevarse
por encima de sus adversarios.

Mirad esa nube, esa ave,
ese puntito rosado.
¡Es la que vuela!
¡Oh, mujer voladora,
llévanos a todos contigo!

Y entonces ella me preguntó,
¿qué será de nuestro futuro?
Se le veía la preocupación
de que el simio que la agredió
pudiera hacernos daño algún día.

Y yo aquí, otro hombre más
con dos pesas por piernas
y mirándola con la cabeza hacia arriba.
¿Qué será de tu futuro y el simio?
¡No mames, mujer, tú vuelas!

La 121

L

Autor Invitado: Abraham Vodnik

“…me obliga a escribir lo que escribo con

una absurda esperanza de conjuro…”

Silvia.

– J. Cortázar

 

Nueve pesos. Tengo que pagar nueve malditos pesos para subirme a esos camiones que los manejan horrible. Y por si no fuera suficiente, debo caminar hasta la parada anterior porque es muy común que los choferes decidan no detenerse en la parada que está saliendo del campus. ¡Cómo los odio en verdad! Pero eso no me es importante por ahora. Lo que me preocupa es que ella está sentada en la segunda fila pegada a la ventana y yo estoy de pie algunas filas más atrás. No tengo la menor idea de quién es o si es que toma este autobús hacia el centro todos los días, sólo alcanzo a ver en dónde se sienta mientras, resignado, avanzo por el pasillo del camión por efecto de la gente que sigue subiendo. Debo hacer algo.

Hoy salí especialmente tarde del laboratorio. Me preparaba para guardar mis cosas cuando un desinteresado proceso de clicks y tecleos me condujo a nueva bibliografía que no había considerado antes: debo actualizar mi base de datos y referencias una vez más. Pongo un poco más de agua dentro de la cafetera, aprovecho el respaldo de la silla para estirarme y me preparo para trabajar un par de horas más. El sol termina de esconderse mientras yo pongo una nueva lista de reproducción. (más…)

Categorías