Respuesta a «Sobre las Posdatas»

R

Autora invitada: Anhara Gámez Rueda

Querida llave:

Salí de tu blog para integrarme al siglo XXI, a mi pesar, y escribir esto en el lugar más público que pude imaginar.

Leí tu publicación seis veces para dejar de estar en desventaja con los demás lectores, pues ellos no fueron aludidos, ni sus pensamientos nocturnos mostrados en público. Apenas fui consciente de la imagen tan acertada que elegiste.

Justificaste tu decisión de contestar a mi correo públicamente a pesar de mencionar que la vida no es justa. Yo me quedaré con lo último para contestarte aquí. No atacaré nuevamente a las posdatas, pues descubrí que me molestan desde que alguien me dijo que se deben escribir después de la firma. Si yo lo hubiera descubierto sola, probablemente me tendrían sin cuidado.

Usaré esta réplica para defender a mi corazón que ha estado todo el tiempo en su lugar. Que ha querido a Arturo Pérez-Reverte desde que se enteró de su existencia y cada día un poco más que el anterior. Que ama con locura a Mario Benedetti y cada cosa que salió de su pluma. ¿Cómo puedes imaginar que me quité el corazón, llave, solo porque juzgué a las posdatas de absurdas y a las cordialidades de innecesarias?

Que nos llenemos de cordialidades cuando nos vemos no es, ni con esfuerzo, un contraejemplo de mi crítica. Pues cuando uno llama para decir cordialidades, el tiempo que le tome no importa, porque no lo está perdiendo. Cuando citas a Juan Gelman o hablamos de lo que Nadie puede hacer y nosotros también, o incluso cuando nos escribimos correos con la única intención de ser leídos, sin esperar respuesta, no perdemos el tiempo. Considero, con mi corazón en su lugar, que el fin de las cordialidades deben ser ellas mismas, no un medio para conseguir lo que queremos.

Y solo como un ejemplo de lo innecesarias que son cuando quieres algo concreto, te pido que recuerdes el día que te abordé para invitarte un café y pedirte tu opinión sobre algo que me estaba atormentando. ¿Crees que nuestra amistad sería distinta de haber sido un poquito más considerada con las cordialidades? Yo no.

Con cariño,
Tu llave.

 

Sobre el autor

Autores Invitados

Comentar

Categorías